Las conferencias sobre el cambio climático, COP – Conference Of the Parties – Conferencia de las Partes, son cumbres anuales que realizan los países pertenecientes a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Esta Convención se estableció en la Cumbre de la Tierra de 1992, entró en vigor en 1994 y ha sido ratificada por 197 países (Partes de la Convención). La CMNUCC reconoce la existencia del cambio climático y la necesidad de actuar sobre la influencia antrópica para evitar en ese fenómeno, especialmente en la reducción y estabilización de la emisión de seis gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera. Estos gases son: dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4) y óxido nitroso (N2O) y otros tres gases industriales fluorados: hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6), en un porcentaje aproximado de al menos un 5.0 por ciento.

De la Cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992, surgieron tres «Convenciones»: la Convención de Río sobre Cambio Climático, la Convención sobre la Diversidad Biológica y la Convención de Lucha contra la Desertificación, todas ellas están relacionadas entre sí y, con la posterior incorporación de la Convención de Ramsar sobre los Humedales, trabajan conjuntamente. Desde Río se han sucedido 26 Conferencias sobre Cambio Climático, de todas ellas, destacan:

  • la COP3 por la adopción del Protocolo de Kioto, que, a pesar, de ser adoptado por gran parte de los países del planeta, Estados Unidos y otros nunca han querido ratificarlo, no ha sido capaz de conseguir que se cumplan los compromisos para frenar la situación y evitar la emergencia climática;
  • la COP21 de 2015 que tuvo como fruto el Acuerdo de París. Este acuerdo, ratificado por 193 partes de las 197 de la CMNUCC y sucesor del Protocolo de Kioto cuyo segundo periodo de vigencia finalizó en diciembre de 2020 (Enmienda de Doha -2012), tiene por objetivo central reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de los 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales y esforzarse en limitar aún más el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados.
  • la COP26 de 2021 en Glasgow, recientemente celebrada, ha tenido ciertos logros: respecto a los objetivos de mantenernos en el entorno de 1,5ºC y 2ºC y la necesidad de reducir la emisión de los GEI, se han impulsado varios pactos para recortar las emisiones de metano, prohibir la fabricación de coches de combustión en 2034, limitar la deforestación o poner fin a las extracciones de petróleo y gas y, además, se han regulado los mercados de derechos de emisión, ha aumentado la financiación climática, aunque no todo lo esperado, y se ha establecido la hoja de ruta para crear un fondo de compensación por pérdidas y daños para aquellos que ya sufren los efectos del calentamiento global.

… pasos hacia adelante que son son bienvenidos pero no son suficientes….

ANTONIO GUTERRES, SECRETARIO GENERAL DE LA ONU.

Las negociaciones para la reducción y las polémicas por los sumideros de carbono, los mecanismos de compensación, el comercio internacional de derechos de emisiones han protagonizado las sucesivas Conferencias sobre el Cambio Climático.

La CMNUCC en todas sus conferencias ha contado con el asesoramiento y los informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático creado en 1988 para la evaluación integral del estado de los conocimientos científicos, técnicos y socioeconómicos sobre el cambio climático, sus causas, posibles repercusiones y estrategias de respuesta.

Cumbre del Clima COP26 Glasgow 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.