Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS).

La Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) es aquella que, dentro del compromiso de la Agenda 2030 y el ODS 4 “Garantizar una educación inclusiva, equitativa de calidad y que promueva oportunidades de aprendizaje permanente para todos”, proporciona a los educandos los conocimientos, competencias y actitudes y valores necesarios para superar los desafíos mundiales de hoy y de mañana que son, fundamentalmente: el cambio climático, la degradación medioambiental, la pérdida de biodiversidad, la pobreza y las desigualdades, estando todos ellos relacionados entre sí.

  • La Educación 2030 reposa en los derechos y aplica un enfoque humanista de la educación y el desarrollo, basado en los principios de derechos humanos y dignidad, justicia social, paz, inclusión y protección, así como de diversidad cultural, lingüística y étnica y de responsabilidad y rendición de cuentas compartidas.
  • La educación es un derecho humano y un derecho habilitador, para eso los países deben garantizar un acceso universal, igualitario, gratuito y obligatorio; la educación es un bien público que conlleva participación.

Entre las diferentes referencias que existen para impulsar la EDS para 2030 encontramos un documento de gran utilidad para el profesorado, Educación para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Objetivos de aprendizaje. Este documento ha sido diseñado para guiar a los profesionales de la educación en el uso de la EDS en el aprendizaje para los ODS y, en consecuencia, para lograr los ODS. Esta guía identifica objetivos específicos de aprendizaje, las competencias clave para la sostenibilidad y sugiere temas y actividades para cada ODS. También presenta métodos de implementación a distintos niveles, desde el diseño de cursos hasta las estrategias nacionales.

Igulamente sirve de ayuda, la Hoja de ruta de la EDS para 2030 que explica como la EDS puede contribuir a afrontar los desafíos urgentes a los que se enfrenta el planeta. Esta hoja de ruta ha sido complementada por la UNESCO con una Caja de herramientas EDS para 2030 con recursos seleccionados para ayudar a desarrollar actividades en los cinco ámbitos de acción prioritarios y en las seis áreas clave de implementación.

Objetivo estratégico y conceptos clave que constituyen la base de la EDS para 2030

El objetivo general de EDS para 2030 es crear un mundo más justo y sostenible mediante el fortalecimiento de la EDS y su contribución al logro de los 17 ODS.

  • En la Agenda 2030 la educación es un objetivo en sí mismo (ODS 4), se integran metas sobre educación en varios ODS y es fundamental para el logro de los 17 restantes.
  • En la Agenda 2030 se confiere una mayor urgencia a la EDS, ya que, esta manera de educar debe servir para transformar el mundo y para que las personas tomen decisiones fundamentadas y actúen de manera individual y colectiva para mejorar la sociedad y cuidar el planeta.

Promover la EDS como elemento clave de la educación de calidad y factor esencial de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, prestando especial atención a: a) la transformación individual, b) la transformación social y c) los cambios tecnológicos.

Marco de aplicación de la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) después de 2019

Conceptos clave de la EDS para 2030:

  • Acción transformadora: centrada en los procesos de transformación individuales de cada educando que suponen conocimiento, concienciación, análisis crítico, comprensión de la complejidad, vivencia experimental, conexión de empatía, compasión y solidaridad con las realidades y que se adquieren a través de la educación formal, no formal e informal, del aprendizaje cognitivo y socioemocional y de la educación comunitaria y ciudadana.
  • Cambios estructurales: se requiere una visión estructural para comprender el desarrollo no sostenible y la relación entre el crecimiento económico y el desarrollo sostenible. La EDS debería promover el desarrollo como la búsqueda de un equilibrio que contemple la conservación, suficiencia, moderación y solidaridad y, también, debería tener en cuenta todos los contextos, ya que, las situaciones específicas de las personas condicionan la identificación, no siempre inmediata, con la complejidad del concepto de desarrollo sostenible.
  • El futuro tecnológico: la tecnología aporta soluciones para algunos de los problemas pero también plantea nuevos desafíos y crea nuevas oportunidades para la EDS, como la transición a las tecnologías ecológicas que, a su vez, también abre un espacio de colaboración con las partes interesadas en la tecnología: los sectores comercial, manufacturero y empresarial.

Declaración de Incheon y Marco de Acción. Hacia una educación inclusiva y equitativa de calidad y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos.

En la Declaración de Incheon, fruto del Foro Mundial celebrado en Corea sobre educación en 2015, se recoge el testigo de la agenda de la Educación para Todos (EPT) y de los Objetivos del Milenio (ODM), 2000 – 2015, y se da continuidad a los logros alcanzados durante el Decenio de las Naciones Unidas para la educación para el desarrollo sostenible (2005-2014) y al Programa de Acción Mundial (GAP) para la EDS (2015-2019) para presentar una visión de la educación que permita desarrollar plenamente el ODS 4 de la Agenda 2030 y sus metas correspondientes, un trabajo continuado por el derecho a la educación consagrado en la Constitución de la UNESCO en 1945 y en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948.

Reafirmamos que la educación es un bien público, un derecho humano fundamental y la base para garantizar la realización de otros derechos.

Educación 2030. declaración de incheon y marco de acción. Hacia una educación inclusiva y equitativa de calidad y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos.

El Marco de Acción Educación 2030, aprobado en París en 2015 por 184 Estados Miembros de la UNESCO, brinda las directrices para la aplicación de la Declaración de Incheón y para llevar a la práctica la aplicación de laEducación 2030 en los niveles país/nacional, regional y mundial.

El Marco de Acción tiene tres secciones: I. Visión, la justificación y los principios; II. Objetivo, enfoques estratégicos, metas e indicadores; y III Modalidades de aplicación: gobernanza, rendición de cuentas y alianzas; coordinación eficaz; supervisión, seguimiento y examen de políticas basadas en evidencia; y financiación.

Ámbitos de acción prioritarios de la EDS para 2030:

  • Cinco ámbitos de acción prioritarios que se mantienen del Programa de Acción Mundial de EDS (2015-2019):
    • Promoción de las Políticas: la EDS debe incorporarse a las políticas mundiales, regionales y nacionales relacionadas con la educación y el desarrollo sostenible. Existen suficientes instrumentos normativos y jurídicos internacionales que protegen el derecho humano fundamental a la educación de calidad sin discriminación ni exclusión.
    • Transformación de los Entornos de aprendizaje: educación y formación deben tener un enfoque institucional integral para que trabajen juntas las instituciones educativas y las comunidades de aprendizaje.
    • Fortalecimiento de las capacidades de los Docentes: deben disponer de más oportunidades para fortalecer sus capacidades como facilitadores del aprendizaje que conduce a la transformación.
    • Empoderamiento y movilización de los Jóvenes: centrarse en garantizar el compromiso de estos como uno de los agentes fundamentales del cambio para abordar los desafíos vinculados a la sostenibilidad.
    • Aceleración de las acciones a nivel local, Comunidades: empoderar a las comunidades locales como plataformas “nodales” para todos los ámbitos de acción y para el desarrollo sostenible.
  • Necesidad de velar por la coherencia y complementariedad con otros enfoques educativos (Educación para la ciudadanía mundial).
  • Intensificar las medidas en materia de formación de docentes y jóvenes.
  • Hacer hincapié en la importancia de la educación en valores y el papel transformador de la educación.
  • Explorar las tensiones entre diferentes conceptos como el crecimiento económico frente al desarrollo sostenible.

UNESCO:

El organismo responsable y encargado de dirigir, coordinar, dar apoyo a los países, hacer el seguimiento y evaluar los progresos hacia la consecución de la EDS para 2030 en el marco mundial es la UNESCO, agencia especializada de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura. En el nuevo Marco de aplicación de la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) después de 2019 la UNESCO presenta los objetivos estratégicos de la propuesta para la EDS y crea una estructura para respaldar las iniciativas nacionales en materia de EDS.

  • Proporcionar directrices normativas y apoyo a los países.
  • Apoyar a la red inclusiva de asociados con plataformas para el encuentro y el intercambio.
  • Supervisar y evaluar los logros en los cinco ámbitos de acción prioritarios y la ejecución del programa.
  • Fortalecer la comunicación y promoción sobre los ODS y la función de la educación en su logro.
  • Hacer un seguimiento de las tendencias emergentes y analizar las cuestiones relacionadas con la EDS.

En 2016 se estableció un Comité Directivo de ODS Educación 2030 como mecanismo global para armonizar y fortalecer el apoyo a los Estados Miembros y sus socios para lograr el ODS 4 y sus metas. Tiene el mandato de proporcionar orientación estratégica, hacer recomendaciones para la acción catalizadora, promover una financiación adecuada y monitorear el progreso hacia las metas educativas a través del Instituto de Estadística de la UNESCO con los datos sobre los 17 ODS y el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Global Education Monitoring Reports – GEM). Además existen otros Mecanismos mundiales del ODS 4 Educación 2030 que cubren consultas colectivas.

Educación para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. EDS para 2030. UNESCO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.